Las diferentes instancias de explotación de los recursos naturales a través del transcurso evolutivo del hombre han incidido drásticamente en el deterioro del medio ambiente, al acelerar los procesos de contaminación del suelo por el auge del desarrollo de la industria, la explotación desmedida de los recursos naturales y el crecimiento demográfico. De ahí que el hombre tenga que aplicar medidas urgentes para proteger los recursos naturales, velar por su planificación, gestión, estudio y ordenamiento, y garantizar, al mismo tiempo, la propia supervivencia.

En este sentido y pensando justamente en normalizar la planificación de los recursos naturales, algunos expertos sostienen que a las cuencas hidrográficas se las puede considerar como unidades espaciales ideales (escenarios-problema) para el estudio de todos los impactos ambientales generados por las actividades humanas. De tal manera, el análisis integral de la problemática territorial y ambiental de las cuencas puede posibilitar un marco apropiado para la mejor planificación de las medidas destinadas a corregir o mitigar los efectos e impactos ambientales negativos, y potenciar los positivos. Así, en un proceso de planificación concertado será factible definir objetivos y metas de los usos posibles del territorio según su problemática y potencialidad. En ese marco, las cuencas hidrográficas deben permitirnos orientar acciones de gestión integral de sus diferentes componentes para satisfacer las necesidades de bienes y servicios de una sociedad –a corto, mediano y largo plazo- pero sin desbordar sus capacidades de carga ni afectar (ni agotar) su stock de recursos naturales disponibles.
 


MinAmbiente SíTeConectaconelEstado ComisiónNacionaldelServicioCivil IDEAM Asocars PortalÚnicodeContratación SIUR DGA

 

Servicios Corporativos

Correo Institucional

Ultima actualización

Popayán, Viernes 17 Noviembre 2017, 16:11:26.