Conforme a lo dispuesto en el Art. 80 de la Constitución Política Nacional, los Departamentos, Municipios y Distritos como entes de régimen constitucional especial deben garantizar la planificación y el aprovechamiento de los Recursos Naturales; contribuyendo así al desarrollo sostenible local, regional y nacional, a través de la elaboración e implementación de sus planes, programas y proyectos medio ambientales, con la asesoría y bajo la coordinación de las Corporaciones Autónomas Regionales a cuya jurisdicción correspondan.
De esta manera, en la Planificación de los Recursos Naturales se deberá tener como eje articulador el recurso hídrico, convirtiéndose la Cuenca Hidrográfica en la Unidad más adecuada para el manejo y la gestión integral del territorio, además porque sus límites no son de fácil desplazamiento en el tiempo y en el espacio, salvo por eventos o fenómenos geológicos que actúan sobre el paisaje en millones de años, siendo las divisorias de aguas limites fácilmente reconocibles en el entorno espacial. Estas razones son las que permiten generar un marco jurídico expresado en la Ley 388 de 1997 en el cual se reconocen los Planes de Ordenamiento de Cuencas como “Norma de superior jerarquía y determinantes de los Planes de Ordenamiento Territorial”.
El Gobierno Nacional a través del decreto 1729 de 2002, definió el mecanismo y avaló la metodología para abordar procesos de ordenamiento a nivel de unidades territoriales de Cuencas Hidrográficas, ratificando para esta labor el encargo delegado por la Ley 99 de 1993 a las autoridades ambientales en el ámbito de su jurisdicción.
En la Necesidad de avanzar en el cumplimiento de dicho decreto de ordenamiento que además considera la perspectiva Nacional, Regional y Local; es conjugada en las intenciones de la Corporación Autónoma Regional del Cauca –CRC- y la Administración Municipal de Santander de Quilichao, la cuales se dan la tarea de adelantar el proceso de Ordenamiento y Manejo de la principal fuente hídrica del territorio Quilichagüeño, La Subcuenca Hidrográfica del Río Quinamayó, generando un ejercicio de discusión y construcción colectiva con la participación directa de instituciones departamentales, Municipales, entidades académicas, organizaciones no gubernamentales, gremios productivos, etnias y grupos sociales entre otros.

En busca de generar elementos que permitan preservar y conservar el Medio Ambiente. Respondiendo a los requerimientos del decreto 1729/02, el IDEAM genera la Guía Técnico científica como herramienta para la elaboración de los Planes de Ordenamiento y Manejo de Cuencas Hidrográficas en Colombia. Dicha Guía metodológica contiene los principios orientadores para el desarrollo de los POMCH, los cuales están enmarcados en seis fases así: Aprestamiento, Diagnostico, Prospectiva, Formulación, Ejecución, Seguimiento y Evaluación. Inicialmente se adelantarán las fases de Aprestamiento y Diagnostico, La fase de aprestamiento tiene como fin, establecer las bases para el inicio y desarrollo del proceso de ordenamiento, en esta medida se busca avanzar en actividades específicas como: Identificación y caracterización de actores presentes en la Subcuenca, Construcción de una estrategia de participación, Construcción de una visión compartida de cuenca, Análisis situacional desde la perspectiva institucional, marco lógico y plan operativo de la formulación del plan, Alimentación del sistema de información y construcción de la zonificación ambiental preliminar.
El presente informe da cuenta de los avances de la fase de aprestamiento como parte del proceso de formulación del plan, y en esta medida presenta la memoria metodológica del proceso, la línea base documental sobre la cuenca en aspectos socioeconómicos y biofísicos basados en información secundaria y los reconocimientos de campo practicados.
 


MinAmbiente SíTeConectaconelEstado ComisiónNacionaldelServicioCivil IDEAM Asocars PortalÚnicodeContratación SIUR DGA

 

Servicios Corporativos

Correo Institucional

Ultima actualización

Popayán, Viernes 20 Abril 2018, 16:59:44.